Los temas que más me gustan son aquellos que son invisibles pero cotidianos. Me fascina aprender sobre lo que es transversal a todo; ideal para esta columna mensual que intenta ser relevante a una audiencia tan amplia. Hoy no es excepción. Hagan el ejercicio de contar cuántas veces negociamos en una semana: con amigas, pareja, hijos, verdulero, banco, proveedor, familiares, socia, clientes. Desde a dónde ir…